miércoles, 8 de diciembre de 2010

Estar solo no es casualidad - La Princesa Busca Marido (Jorge Bocay)

Lo siguiente es un cuento narrado por Jorge Bucay en una entrevista como respuesta a la pregunta: ¿Cómo saber que una relación se ha terminado? Es sumamente elocuente y creo que, sin lugar a dudas, expone una situación a la cual nos hemos enfrentado casi tod@s.  Nos empeñamos en luchar, en recuperar, en vivir algo que en algunas ocasiones ha muerto sin remedio alguno.  La pregunta es precisamente…  ¿Cómo podemos saber si una relación terminó? ¿Cómo saber si debemos luchar en contra de todo? ¿Cómo saber si vale la pena el esfuerzo sobrehumano que ponemos en ella algunas veces?  Pues lean, mis estimadísim@s lectoræs y espero que este hermoso cuento les dé una nueva perspectiva, como me la dio a mí.

LA PRINCESA BUSCA MARIDO

Había una vez una princesa, que quería encontrar un esposo digno de ella, que la amase verdaderamente. Para lo cual puso una condición: elegiría marido entre todos los que fueran capaces de estar 365 días al lado del muro del palacio donde ella vivía, sin separarse ni un solo día. Se presentaron centenares, miles de pretendientes a la corona real. Pero claro al primer frío la mitad se fue, cuando empezaron los calores se fue la mitad de la otra mitad, cuando empezaron a gastarse los cojines y se terminó la comida, la mitad de la mitad de la mitad, también se fue.

Habían empezado el primero de enero, cuando entró diciembre, empezaron de nuevo los fríos, y solamente quedó un joven.Todos los demás se habían ido, cansados, aburridos, pensando que ningún amor valía la pena. Solamente éste joven que había adorado a la princesa desde siempre, estaba allí, anclado en esa pared y ese muro, esperando pacientemente que pasaran los 365 días.

La princesa que había despreciado a todos, cuando vio que este muchacho se quedaba empezó a mirarlo, pensando, que quizás ese hombre la quisiera de verdad. Lo había espiado en Octubre, había pasado frente a él en Noviembre, y en Diciembre, disfrazada de campesina le había dejado un poco de agua y un poco de comida, le había visto los ojos y se había dado cuenta de su mirada sincera. Entonces le había dicho al rey:

- Padre creo que finalmente vas a tener un casamiento, y que por fin vas a tener nietos, este es el hombre que de verdad me quiere.

El rey se había puesto contento y comenzó a prepararlo todo. La ceremonia, el banquete e incluso, le hizo saber al joven, a través de la guardia, que el primero de Enero, cuando se cumplieran los 365 días, lo esperaba en el palacio porque quería hablar con él.

Todo estaba preparado, el pueblo estaba contento, todo el mundo esperaba ansiosamente el primero de Enero. El 31 de Diciembre, el día después de haber pasado las 364 noches y los 365 días allí, el joven se levantó del muro y se marchó. Fue hasta su casa y fue a ver a su madre, y ésta le dijo:
- Hijo querías tanto a la princesa, estuviste allí 364 noches, 365 días y el último día te fuiste. ¿Qué pasó?, ¿No pudiste aguantar un día más?

Y el hijo contestó:

- ¿Sabes madre? Me enteré que me había visto, me enteré que me había elegido, me enteré que le había dicho a su padre que se iba a casar conmigo y, a pesar de eso, no fue capaz de evitarme una sola noche de dolor, pudiendo hacerlo, no me evitó una sola noche de sufrimiento. Alguien que no es capaz de evitarte una noche de sufrimiento no merece de mi Amor, ¿verdad madre?

Cuando estás en una relación, y te das cuenta de que pudiendo evitarte una mínima parte de sufrimiento, el otro no lo hace es, porque todo se ha terminado.

Creo que la historia habla por sí sola.  Se me atravesó en Facebook y me impactó lo simple de su relato, lo inmenso de su mensaje y claro de su lenguaje.  Si tú amas, si ya estás decidid@, si crees que una relación vale la pena…  Habla, expón tus dudas, tus quejas, tus problemas, tus soluciones.  Discute, en buenos términos, lucha y sigue amando…  Pero no juegues con el amor.  No lo “pongas a prueba” como la princesa de este cuento, porque puede resultar que tal cosa sólo te lleve a perderlo.  Cuando ames, hazlo inteligentemente.  El amor no debe doler.  El amor debe ser, siempre, causa de sonrisas y alegría.  El cuento está lleno de palabras de sabiduría, no creo que se necesiten más.

11 comentarios:

  1. Cuanta razón tienes Silvarion... y sin embargo, cómo cuesta abrir los ojos y aceptar que todo se ha terminado... A veces sientes como si te arrancaran un pedazo de ti, aunque cuando pasa el tiempo terminas incluso agradeciendo que pudieras salir de ese calvario que no llevaba a ninguna parte.
    Me encantó la historia de Jorge Bucay. Gracias!
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Aunque no lo veas en un principio, aunque te desgarre el alma por dentro, aunque te quedes solo,aunque el aire que respiras tenga sabor a ceniza,aunque sientas que la vida te deja atras,aunque ya nada sea igual, aunque sientas que no hay amor en ninguna parte, aunque veas el mundo un poco mas feo,aunque vivas añorando el pasado,aunque no quieras quitarte la venda de los ojos,aunque creas que tu corazon no tiene arreglo,aunque el dia a dia parece que no tenga sentido..y aunque no paren de repetirte los demas que no se acaba el mundo..es muy doloroso sentir que alguien te da de lado, que ya no esta ahi y probablemente no estara nunca mas,es un dolor que se alivia y la herida está..hay que esperar que cicatrice.

    ResponderEliminar
  3. q lindo lo que dijiste roberto!, lo mas increible es como a pesar del dolor tan profundo que se siente cuando termina el amor, se puede seguir viviendo, el corazon sigue latiendo, y hay que seguir...nuestro amor anda por ahi.. hay mucho que aprender para estar preparado para llevar una relacion armoniosa.. fe!!

    ResponderEliminar
  4. Si, el amor solo lo siente la persona que realmente ama sin importar nada, y ese se va si no estamos dispuesto a estar en todos los momentos por los que atraviesa a los que amamos.

    ResponderEliminar
  5. Que historia!!! Aunque me acabo de caaer de esa nube de un solo golpe en este momento, aunque no se crea...porque uno es ciego y no ves realmente cuando amas las cosas o NO QUIERES RECONOCERLAS, es bien triste cuando la personas que ama te hiere sin medida.. y como las soportamos creyendo que todo va a pasar. gracias por compartirlo Silvarion

    ResponderEliminar
  6. Es verdad... nadie que realmente te ame te puede hace llorar o sufrir.

    ResponderEliminar
  7. Algo así me ocurrio...mi novia estaba de cumple y quise agasajarla a su gusto...compre un pastel, salimos a almorzar, debimos cerveza a su gusto, la lleve a donde quiso, atravezamos la ciudad de norte a sur...pero yo estaba cansado, muy agotado...mi jornada de trabajo inicio a las 3 de la mañana, trabaje todo el dia, tenia migraña, y mucho dolor de espalda, mi estado era evidente pero ella ignoro eso y queria seguir paseando...pero no di más...sin mediar palabra la lleve a su casa y sin mas nada me fui....no se si hice mal ...hasta hoy no me a llamado a preguntar como estoy....que le vamos a hacer...la vida continua

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Aún cuando ella parece no haberte considerado, es posible que el hecho de que tú no mediaras palabra haya tenido (o tenga) algo que ver. Es importante que hablemos, que expongamos aquello que nos molesta o que nos hace sentir incómodos y hay que hacerlo lo antes posible. Te recomiendo que hables con ella y le digas lo que sentiste y por qué tomaste la decisión que tomaste en ese momento.

      Saludos y un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola amigo. Ami me pasó algo parecido a lo tuyo y reaccione igual que tu.
      al día siguiente intenté hablar con ella y sabes lo que me dijo:
      Yo quiero una persona que se moje por mi y si tiene que pasar sin dormir que pase.

      Eliminar
  8. Si es muy doloroso. Aveses no seda uno cuenta q el amor acabo escomo si nos pusieran una benda en los ojos y no vieras nada mas q ala persono q amas pero este tipo de reflexiones nos alludan bastatante a camiviar el dolor del amor ala felicidad q puede traer algien mas atu vida.....

    ResponderEliminar

Deja tu comentario, nada es más gratificante que saber que algo de lo publicado en este blog resonó de alguna forma en tí!